La célebre foto del Cabo Roy Holtz y su Harley-Davidson

El 17 de noviembre 1918, el cabo Roy Holtz es el primer estadounidense que entra en Alemania al final de la Primera Guerra Mundial, y lo hace a bordo de una Harey-Davidson.

Esta es la foto de ese momento y esta es su historia.

Estados Unidos entró en la primera guerra mundial en abril de 1917. Para la contienda, el Ministerio de Defensa estadounidense compró 26.468 motocicletas a Harley-Davidson, 41.000 a Indian, 2.600 a Excelsior y unas 200 a Cleveland para uso militar. 

De todas estas solo unas 20.000 llegaron a Europa (principalmente todas ellas eran Indian y Harleys). La gran mayoría de estas se quedaron en los cuerpos de ingenieros de las bases, servicios de entrega de los hospitales y los servicios de inteligencia. Pero unas 7.000 llegaron a los campos de batalla

El tratado de Versalles, (firmado en el salon de los espejos de este palacio) pone fin oficialmente al estado de guerra entre Alemania y los Aliados el 28 de junio de 1919. 


Pero aunque este tratado de paz supone el final oficial de la Primera Guerra mundial, el armisticio para poner fin a los combates en el campo de batalla. fue firmado meses antes, el 11 de noviembre de 1918.
Firma del armisticio en el bosque de Compiegne que
terminó las hostilidades en la Primera Guerra mundial
 
Una vez terminada la guerra, numerosos medios de comunicación cumplían con su labor patriótica difundiendo artículos y fotos en forma de homenaje.


Una de estas fotos que se publicó en varios periódicos y revistas se convirtió en la imagen simbólica del fin de la guerra. Se trataba de un motorista anónimo junto a un largo convoy, probablemente en retirada. En la foto, escrito a mano se podía leer: "El primer yanqui y la primera Harley-Davidson que entraron en Alemania 11/17/18". Pero no constaba ni el lugar ni el nombre del motorista.

The first Yank* and the first Harley-Davidson to enter Germany 11/17/18(*)Yank = Abreviatura de Yankie: ciudadanos de los EEUU.
Muchos años después, en 1943, Harley-Davidson Co. recibió el premio Army/Navy “E” (premio que se otorga a las empresas que destacaron en la producción de equipos de guerra), por su colaboración en las dos guerras munduiales.


La revista “The Enthusiast” (revista de aficionados Harley-Davidson) publicó un artículo sobre el evento en el que incluía la foto del “primer yankie” en su número de junio de 1943.


En este mismo año, un tipo de mediana estatura, complexión robusta pelo rubio y un rostro marcado por mucho tiempo a la intemperie se presentó en la redacción de “The Enthusiast” preguntando si le podían dar algunas copias del número de junio de 1943 como recuerdo ya que un amigo suyo le había dicho que salía una foto suya.

Se trataba de Roy Holtz, un electricista de Chippewa Falls, Wiskonsin, hijo de emigrantes alemanes y que había servido en Primera Guerra mundial como Cabo de Enlace motorizado de la 32 ª División.


Hasta ese entonces, una de las fotos más famosas que representaban el final de la Primera Guerra Mundial había sido protagonizada por un anónimo.

Este es un resumen de la historia de la foto:

Tres días antes de la firma del armisticio (8 de noviembre de 1918), en plena retirada del ejército alemán, Holtz se encontraba en una posición avanzada del frente en el norte de Bélgica.

Esa noche Holtz, recibió el encargo de llevar a su capitán en una misión nocturna en la Harley-Davidson con sidecar que conducía.

Debido a la lluvia se perdieron y fueron en dirección a las líneas enemigas sin saberlo (aunque Holtz declaró a The Enthusiast que él si sabía que iban en la dirección equivocada, pero que su capitán desatendió sus observaciones).

Convencidos de que estaban perdidos pararon a preguntar en una granja aislada, pero en esta granja se encontraba el cuartel de la Quinta División Bávara alemana.

Fueron hechos prisioneros. Holtz hablaba con fluidez el alemán (era hijo de emigrante alemanes) por lo que fueron interrogados pero tratados convenientemente.
Los alemanes decidieron enviar a Holtz y a su capitán al cuartel general alemán en Spa en el borde belga-alemán. Un capitán alemán les acompañaría en la Harley-Davidson sentado sobre el portaequipajes.

En el cuartel general de Spa, los estadounidenses se sometieron a otro interrogatorio y luego fueron encarcelados hasta el 11 de noviembre que el armisticio fue declarado. Holtz y su capitán fueron puestos en libertad entregándoles de vuelta la Harley-Davidson.

1918 Harley-Davidson 18-J with Side Car
Retrocedieron el camino, y llegaron a otro pequeño pueblo belga donde fueron a la casa del cura pedir direcciones. El cura cuando vio a los dos estadounidenses ordenó al sacristán repique de campanas durante una hora. Eran los dos primeros americanos en legar de un ejército que venía a rescatarlos.

Pasaron la noche en la casa parroquial y al día siguiente el capitán y el cabo Holtz se separaron. El cabo se dirigió hacia el oeste cruzando la frontera con su moto donde se encontró con una interminable columna de soldados alemanes vencidos que regresaban a Alemania. En este momento se hizo la fotografía.


Fuentes

  • Revista The Enthusiast, febrero 1944 
  • Wikipedia, La enciclopedia libre. 
  • Harley Davidson Museum Webpage 

ARCHIVO

blog

blog

Ahora on-line